lunes, 29 de marzo de 2010

La Foto de la Semana - Facundo Alonso

No siempre que llovió...


Sección trillada si las hay, pero inaguramos la nuestra con la condición de que la foto siempre será propia e irá acompañada de un breve comentario o referencia además de, por supuesto, esperar los suyos. En este debut, le toca el turno al planeta Júpiter.

Tomada el 28 de agosto del 2009 y fruto de un proceso de apilación de varios fotogramas de un video, capturado a través del telescopio. Si se fijan bien, en el sur del planeta, pueden ver a la izquierda una manchita, que de manchita nada, ya que si vamos al dato, se la conoce como La Gran Mancha Roja y es el mayor vórtice anticiclónico de Júpiter, además  del detalle de su atmósfera más conocido a nivel popular. Se trata de un enorme huracán que podría existir desde hace más de 300 años y posee vientos en su periferia de hasta 400 km/h. Su tamaño es lo bastante grande como para englobar 2 veces y media el diámetro de la Tierra. Y si, es la mayor tormenta detectada en el Sistema Solar.

Saludos

Facundo

miércoles, 24 de marzo de 2010

El Túnel del buen Tiempo en Buenos Aires... -Juan Carlos Alonso-





"Qué te importa que el futuro
sea un túnel sin salida
si hemos derribado el Muro
con la "chispa de la vida".

-Luis Eduardo Aute-





No es novedad el hecho de tener que decir que Buenos Aires, a la hora en que buscamos decidir qué hacer con nuestro tiempo libre, aparte de la juerga, es una ciudad que nos ofrece una cantidad apreciable de opciones, sobre todo si andamos con ganas de cultivarnos un poco
La cuestión cultural es una de las pocas, si no la única, que los diferentes gobiernos democráticos de turno aplicaron políticas más o menos encaminadas hacia un mismo destino común.
Como eventos destacados (en esta oportunidad hablando de los organizados por los gobiernos para que la gente pueda acudir gratis o a un bajo costo) tenemos por ejemplo conciertos en las plazas, muestras de cine, danza y teatro casi todos los fines de semana. También exposiciones de fotografía, pinturas y esculturas e incluso talleres para aprender estas disciplinas.

Anualmente nos encontramos con algunas actividades tan interesantes como originales, cosas tales como la noche de las librerías(no se si será similar a la noche de los libros en Madid), donde las clásicas librerías de la emblemática avenida Corrientes sacan sus bateas a la calle, se colocan improvisadas salas de estar con cómodos sillones en mitad de la avenida donde se pueden oír charlas de reconocidos autores o participar en los debates que éstos ofrecen. Otra es la llamada noche de los museos, en la cual éstos mantienen hasta las cuatro de la mañana sus puertas abiertas y hay combis a muy bajo costo que hacen el recorrido preprogramado por cada uno de ellos. Es obvio que a veces uno no puede recorrer un solo museo ni en dos días enteros mucho menos podrá recorrer 6 ó 7 en unas horas, pero no por ello deja de ser u
na opción atractiva para despertar interés e incentivar a que los visitantes vuelvan otro día.
La verdad es que actividades culturales no nos faltan y los porteños no nos podemos quejar. Aunque…Si. Siempre hay un aunque (para que no digan que siempre ando poniendo peros), si se me permite la ironía, debo decir que a diferencia de los antiguos romanos, nosotros obviamos el pan y nos quedamos solamente con el circo.
Bien sé que el comentario que acabo de hacer puede ser el detonante del mecanismo de defensa de más de uno que automáticamente exclame ¿Qué? ¿Te atrevés a llamar circo a la cultura? A ellos les respondo que no, no me atrevo a compararla enteramente con un espectáculo circense, por eso aclaré que se trataba de una ironía, aunque (repito, siempre hay un aunque) debemos reconocer que la misma, por utilizar un termino de nuestro argot, está bastante berreteada (el equivalente español sería hortereada, por decirlo de algún modo).
No toda, claro está, peero… (Si, también a veces hay un pero con tres “e” y puntos suspensivos finales)
Los motivos de por qué se ha desprestigiado no los voy a explicar aquí. A quien le interese cuáles fueron se puede remitir al capítulo dedicado a las artes del fascinante libro de Steven Pinker, La tabla rasa: La negación moderna de la naturaleza humana.
Entonces, se preguntarán, si no me atrevo a aseverar tal comparación ¿para qué ironizo con ella?
Ironizo por que veo alrededor que muchos de los ciudadanos de cualquier clase social que acuden a estos espectáculos tienen la costumbre de encasillar a la palabra cultura y limitarla al campo de lo artístico, por más amplio que éste resulte, pero la limitan al fin.
No olvidemos que la ironía es siempre un llamado de alerta. Debo aclarar que No estoy para nada en contra de estas manifestaciones culturales, al contrario, muchas las celebro al concurrir y aplaudo a la gente que asiste a los mismas, pero ojo. No podemos pasar por alto que la palabra cultura también alcanza a otras disciplinas… ¿por ejemplo? Exacto. La ciencia.
Esto, por más que muchos puedan decir, y con justa razón, no me gusta, no entiendo no me interesa, deben intentar comprender que en estos tiempos que corren (porque ya no caminan, corren) y con los problemas y debates que se avecinan a futuro, debemos darle lugar y un poco de nuestro tiempo al conocimiento, ya que resulta relevante saber más o menos donde estamos parados aunque no nos especialicemos en un tema en particular. Para, como mínimo, tener una noción generalizada de qué es lo que se sabe y a partir de allí poder actuar en consecuencia.

Como habrán visto, este post, como tantas otras historias, empezó bien y luego surgió un conflicto, pero sin embargo, permítanme anticiparles, amigas y amigos míos, que tiene un final feliz.
Sí, claro, porque lo que quiero anunciar y replicar en esta oportunidad, luego de la introducción que consideré pertinente hacer, es la exposición que se realiza en mi Buenos Aires querido que se da a conocer como El Túnel de la ciencia.
¿Y que es esto? Es una exhibición que hace la Sociedad Max Planck de Alemania. Un recorrido de doce estaciones que abarca desde lo más pequeño hasta lo más grande. Empezando por el big bang y pasando por temas como el nanocosmos, cómo se comunican las moléculas con las células, la arquitectura de la mente, el mundo de los sentidos, desafíos globales, agujeros negros y muchas cosas más. Deteniéndose uno en cada estación es como leer un libro, en algunos casos con el apoyo de audiovisuales, y en todos con el asesoramiento de especialistas en cada materia.
La verdad es que está muy bueno, la entrada es libre y gratuita y obviamente es un programa más que recomendable. Tengo entendido que la exposición recorre muchas ciudades del mundo así es que si aún no llegó a tu ciudad estate atento. Para los que se la perdieron y le interesa pueden acceder a la página Web que es http://www.tuneldelaciencia.mincyt.gob.ar/institucional.html en la que podrán encontrar mucha información e incluso un tour interactivo.
Es mi obligación advertirles que si alguno de ustedes la visita y, como yo es lego en física (bueno yo más que lego soy Rasti y Mis ladrillos todos juntos) no se espante al entrar ya que en el inicio parece un poco complicado en cuanto e su especificidad, pero luego a medida que se avanza el camino se despeja.
No me quiero despedir sin antes mencionar, a manera de valor agregado, que en la estación denominada Del gen al organismo hay una bajita guapa que le produce un desorden en el organismo a cualquiera y llama a cumplir el mandato genético hasta al más racional de los cerebros.
En fin, ahora si, para terminar me gustaría decir que podemos alegremente leer El Túnel de Sábato pero también esta bueno darse una vueltita por El Túnel de la ciencia, no se van a arrepentir.


Saludos

Juan Carlos




miércoles, 17 de marzo de 2010

Cambio de marca para History Channel -Juan Carlos Alonso-



"La historia que se mofa de nosotros"

-Joaquín Sabina-"






En una publicación anterior presentamos un documental de excelente calidad que encontramos en la red gracias a los vientos que impulsaron nuestra navegación hacia él.
Luego de hacerlo, inmediatamente me puse a pensar en aquellas personas que el único medio de acceso a documentales que tienen es la televisión.
En Argentina, como en otros tantos países de América Latina y del mundo, los canales más populares que se suelen especializar en este tipo de películas son:
National Geographic, Animal Planet, Discovery channel y History.
Estos canales poseen una nutrida programación de 24 horas donde podemos ver material para diferentes tipos de públicos en lo que respecta a la calidad y la seriedad en que se abordan sus contenidos.
En mi opinión, este mismo orden en que los enumeré indica como se posicionan teniendo en cuenta estos dos aspectos cada uno de ellos.
No es mi intención cuestionar aquí, más allá que no sea de mi preferencia, el estilo norteamericano más característico de hacer películas documentales para televisión, ese que apunta a un público más que nada adolescente. En primer lugar porque no son todos de este estilo (también se pueden ver documentales norteamericanos excelentes) y en segundo porque hay otras cuestiones bastante más terribles, que para decirlo de una manera sutil me, están poniendo los pelos de punta.
Para resumir, las opciones que tienen los televidentes son el Nat Geo que tiene en su mayoría productos de calidad y alguno que otro malo, el Animal Planet que tendrá aproximadamente un 70% bueno y un 30% malo, luego el Discovery con un 40% bueno (en algunos casos puntuales muy bueno) y un 60% malo, y finalmente el History con alguno que otro bueno y la mayoría muy malo (y en algunos casos puntuales malo).
Ahora bien, dejemos de lado lo bueno y lo malo, que en última instancia puede ser cuestionable según el gusto, y vayamos a lo realmente grave de la cuestión: La temática y la veracidad de sus contenidos. Si observamos estos aspectos no podemos de dejar de hacernos la siguiente pregunta ¿Qué le pasa a Histoy?
¿Resucitó Boris Karloff y compró las acciones del canal? ¿Acaso nombraron a Lilita Carrió jefa de programación? (para quien no la conozca, se trata de una diputada argentina que vive vaticinando Apocalipsis políticos con un rosario en la mano)
Yo, sinceramente, cada vez que lo veo me quedo pasmado, y no es para menos, ya que por más que me podrán decir que “es lo que hoy vende” o “es lo que la gente pide” o lo que se les ocurra poner como excusa, pero esta gente tiene una responsabilidad y debe asumirla, primero porque un canal que pasa documentales debe ser un canal de formación y no de deformación, y luego que la responsabilidad debería ser doble teniendo un nombre como el que tienen -History-.
¿No resulta malintencionado que un canal que debería ser de educación recurra a meter miedo?
No voy a decir más. Me tomé el trabajo (en realidad no me dio mucho trabajo) de grabar este breve video de una tanda comercial para que sepan de lo que estoy hablando y me digan si no tengo razon en fastidiarme.
Luego de hacerlo, no se por qué, se me dio por ir a wikipedia a buscar la definición de histeria y me encontré con lo siguiente:
La histeria es una afección psicológica que pertenece al grupo de las neurosis y que padece el uno por ciento de la población mundial. Se encuadra dentro de los trastornos de somatización y se manifiesta en el paciente en forma de una angustia al suponer que padece diversos problemas físicos o psíquicos. En tanto que neurosis, no se acompaña nunca de una ruptura con la realidad (como en el delirio) ni de una desorganización de la personalidad. Técnicamente, se denomina conversión histérica.
El cerebro histérico no está enfermo, pero ciertas regiones son, manifiestamente, sede de una actividad anormal, y determinados circuitos parecen encontrarse transitoriamente bloqueados por una especie de parálisis funcional.
Digo yo… ¿no será hora ya de que le cambien el nombre?

Saludos

Juan Carlos




video


Blogalaxia Tags:

viernes, 12 de marzo de 2010

Los Cuatro Jinetes. Parte IV -Dawkins/Dennet/Hitchens/Harris-


"Los dos viejos se hospedan
en un hogar de la tercera edad
el hijo que les queda
les manda mazapán por Navidad"

-Joaquín Sabina-



Para finalizar con esta charla conocida como The four Horsemen y protagonizada por el etólogo Richard Dawkins, los filósofos Daniel Dennet y Sam Harris, y el escritor Christopher Hitchens, es que publicamos hoy su cuarta y última parte. En ella se debate,entre otras cosas, sobre algunas cuestiones religiosas que se consideran valiosas como puede ser el legado artísitico, ya sea el arquitectónico, el musical, como el poético. Incluso (por más que tenga un origen muy distinto) el legado tradicional del festejo de la navidad.
Para los minutos finales no podía faltar una refelxión sobre las perpectivas para el futuro.
En lo personal, teniendo en cuenta que esta charla ya lleva unos años y sin caer en un pensamiento ilusorio, mi intuición me lleva a imaginar un futuro mucho menos pesimista...ya lo sabrán las próximas generaciones.
De momento, recomiento lo mismo que en las publicaciones anteriores: a ponerse su mejor vestido o camisa, a servirse el trago favorito, a arrimarse el sillón más cómodo a esta mesa y a nutrirse con este excelente debate.
De más está acalarar que desde los blogs podemos contribuir con nuestro granito de arena al replicarlo
Les adjunto los anteriores capítulos para quien desee ver la charla completa.

Saludos


Juan Carlos




video


Blogalaxia Tags:

sábado, 6 de marzo de 2010

El Planeta Milagroso -Documental-


"Lenguas de fuego, estrellas remotas, cuerpos volando y buscando la vida, breves tormentas de millones de años, ojos en cielo azul. Qué joven soy,
qué me dará la vida, qué me dará el amor."

-Silvio Rodríguez-





PLANETA VIOLENTO

Secretos de nuestro pasado



Esta tarea de replicar divulgación, en la cual nos embarcamos ya hace un tiempo a través de este blog, requiere de una constante búsqueda de material en los diferentes medios de comunicación. Escudriñamos muchos en autores, en sus libros, revistas, alguna que otra vez en cine o televisión, y principalmente nos valemos utilizando esta maravillosa herramienta que se llama Internet.
Como en toda búsqueda, cada vez que encontramos algo de valor, sentimos una profunda satisfacción e inmediatamente luego de observarlo, analizarlo y aprenderlo, lo subimos a bordo de este barco para favorecer, aunque sea un poco más, su replicación.

Hay una realidad que nos dice que el material valioso es mucho en cantidad, y que por más que ya lleve años a disposición de todos en la red, hay muchas cosas que nos perdemos porque no tuvimos la oportunidad de dar con ellas en su momento. Es por este motivo que cuando encontramos algo, por más que algunos ya lo conozcan, lo presentamos en este espacio para quienes no.
En esta ocasión, gracias a un hallazgo de Facundo, dimos con una serie de documentales que no tienen otro calificativo que el de fascinantes.
Bien sabemos, que hoy este estilo de comunicar ciencia no es lo mismo que unos cuantos años atrás en que quizás resultaba algo más denso y monótono. Hoy gracias a la tecnología, a la imaginación y a que hay muchas más repuestas que en otros tiempos, los documentales se transforman en historias atrapantes que nos llenan de conocimiento y no dejan de sorprendernos con la belleza de sus imágenes.
También somos concientes que publicar documentales no es fácil, más que nada por su duración, pero en este caso consideramos que vale la pena, así que, sin más dilaciones, va este primer capitulo dividido en dos videos cortos que presentamos conjuntamente.
La historia que cuenta no es otra que la historia de la Tierra misma y, sobre todo, la tenacidad de la vida en prevalecer sobre ella a pesar de sus violentos vaivenes. Es un relato basado en estudios geológicos, biológicos, paleontológicos, entre otros tantos lógicos.
El premiado documental se llama El planeta milagroso II, calculo que se lo denominó así por cuestiones comerciales. En lo personal no me cae muy en gracia el calificativo pero bueno, es un detalle que no afecta el hecho de ser un material educativo de primer nivel.
Aquí el primer capítulo entero y traducido al español:
Planeta violento. Los secretos de nuestro pasado.

Ojalá les guste y, si es así, no olviden pasarlo a sus contactos de Faceboock y Tweeter, ya que si todos conocemos esta historia , si somos responsables y tomamos conciencia, seguramente valoraremos nuestra vida un poco más.

Saludos!!

Juan Carlos


Parte I

video

Parte II


video


Blogalaxia Tags:

lunes, 1 de marzo de 2010

La tabla del inodoro como causal de divorcio. He aquí la solución definitiva al problema. -Juan Carlos Alonso-



"Por ejemplo una bronca por nada,
por ejemplo dos niños traviesos
por ejemplo que la madrugada
no nos cambie maletas por besos."

-Joaquín Sabina
-


¿QUIÉN DEBE SER O NO SER? ESA ES LA CUESTIÓN


Si bien resulta algo exagerado afirmar que el viejo e irresuelto tema de la posición en que se debe dejar la tabla del inodoro es causal de divorcio o separación, no podemos negar que representa un diente primordial de ese engranaje capaz de desencadenar un desastre en la pareja una vez activado el mecanismo de las diversas disputas cotidianas.
Podemos decir también que desde que en 1778, el carpintero Joseph Bramah, incorporó como mejora del artefacto, la tabla, es uno de los motivos que rasgan a la mitad los géneros masculino y femenino hasta nuestros días.
Mi intención aquí no es otra que extirpar de raíz el diente de este perverso engranaje y resolver el problema de una vez por todas.
Para conseguir tal fin voy a recurrir a la elaboración de un sencillo análisis que se estará basado principalmente en la imparcialidad ante ambas partes, la racionalidad y la aplicación, ya sea, del sentido común como el de la justicia respectivamente.
Primero voy a describir brevemente el problema que ya todos conocemos, sólo por si algún ser extraterrestre o un descendiente muy lejano de alguna especie en un futuro distante llega a leer esto.
Los hombres van a hacer pis al baño y… no, no perdón, soy un caballero, primero las damas. Las mujeres van al baño a hacer sus necesidades, si encuentran la tabla del inodoro levantada, la bajan, se sientan y proceden. Al terminar se suelen ir y dejar la tabla baja. Luego llega el hombre (en el caso que vaya a hacer pis que es el más frecuente) y sin percatarse, o bien, percatándose pero sin tomar acción alguna sobre la posición de la tabla, procede. Durante este proceso, ésta suele salpicarse y hasta en algunas oportunidades directamente mojarse por más que el hombre se esmere en intentar evitarlo. Al terminar, se va y deja la misma como está. Luego nuevamente llega la mujer y al sentarse… ¡ajj! Bueno… no es necesario que describa aquí la desagradable sensación que esto representa, con la onomatopeya es suficiente.
Básicamente en esto consiste el problema y lo que suele pasar en consecuencia es que las mujeres terminan expresando su intolerancia hacia los hombres con epítetos tales como: Que ¡por qué no apuntás bien! que ¡nunca pensás en mí! que ¡claaaro, si nos sos capaz de levantar una media del piso como vas a poder levantar la tabla que es hasta un 1000 % mas pesada! e incluso frases que rayan la bajeza, como el típico ¡ya que no me la embocás a mí, por lo menos, embocásela al inodoro!
Entonces, acto seguido, en respuesta los hombres hacen su descargo correspondiente: Que ¡Por qué no la levantás vos! que ¡seguro que no la levantás para que no se note que no limpiaste! O como contra bajeza ¿y qué querés? ¡El amiguito nunca es fácil de controlar, ni en esta ni en “otras” situaciones! Para terminar con el clásico y definitivo ¡callate loca de mierda y no me rompás la pelotas!
Como sabrán, todo este tipo de exabruptos son los siguientes dientes del engranaje que les mencioné anteriormente y que conducen a un final catastrófico.
Es obvio que si para resolverlo entramos en una discusión cerrada y egoísta que se limite simplemente al “hacelo vos o hacelo vos” de una parte hacia la otra, y el motivo es simplemente “porque sí”, entramos en un círculo vicioso del cual es muy difícil de salir.
Pero haya paz amigas y amigos míos. Si prestamos atención a ese “hacelo vos” notamos que inmediatamente suele estar seguido de un “si no te cuesta nada”. Y en estas cuatro palabritas es donde subyace la solución definitiva al problema. Justamente en el costo(al precio me refiero, no a solucionarlo fumando porquerías, claro está)
Antes de dar la explicación pertinente debo aclarar que, lamentablemente, una de las dos partes lo va a tener que hacer, acá de nada vale el -nos turnamos una vez vos y otra yo- porque estamos hablando de una actividad que se realiza de manera prácticamente mecánica. Los que me conocen y los que siguen el blog frecuentemente, bien saben que no soy una persona machista en absoluto , por lo tanto, mi condición masculina u hombría nada tiene que ver con la conclusión a la que llegué, la cual, mediante estas palabras con las que me estoy atajando, irán sospechando y se irán dando cuenta que éstas indican que uno de los dos géneros va a poner el grito en el cielo y ese grito va a ser bastante agudo, y digo agudo no por la precisión del mismo, si no más bien consecuencia de la escasez de testosterona en el organismo de la persona que lo expresa.

Si chicas, lo siento en el alma que no tengo y les pido perdón en el nombre de dios que no existe, pero las que deben levantar la tabla del inodoro, por más que les pese, son ustedes.
La sencilla razón está como dije antes, en el costo. Por más que las personas comunes y corrientes tengamos por costumbre relacionar el costo únicamente a las cuestiones monetarias o financieras, debemos tener en cuenta que en toda la naturaleza, por más despilfarradora y derrochona que sea, los costos y beneficios trabajan silenciosamente sin que siquiera lo notemos, sobre todo en nuestro comportamiento, ya sea en los sentimientos, como en la relaciones sociales y hasta en la sexuales. Todo tiene un costo. Por lo tanto, la cuestión aquí es explicar por qué a las mujeres les cuesta menos levantar la tabla que a los hombres.
A primera vista podemos poner la excusa simplista de que el hombre promedio es más alto que la mujer promedio, por lo tanto ellas están más cerca de la tabla y le implicaría un esfuerzo menor el agacharse levemente para levantarla y, en los casos excepcionales que el hombre sea más bajo que la mujer en la pareja, entonces el encargado de hacerlo sería él. Pero no, necesitamos una explanación más minuciosa justificada y unificadora.
Veamos el caso nuevamente con las damas primero: Ella llega, se sienta, resuelve su cuestión personal y si en el preciso instante, justo antes de tomar el impulso para levantarse, sólo se toma el trabajo y la costumbre de mover un solo dedo (cualquiera de los diez) y enganchara de manera sencilla con ese dedo la tabla, para luego si, dejarse llevar por el impulso ascendente, sin prácticamente ningún esfuerzo, la tabla está arriba Luego llega él, hace lo suyo y se va. Ante una nueva llegada de ella, la vuelve a bajar con un simple toque y sin necesidad de agacharse, se sienta nuevamente sin preocupaciones y sin sorpresas desagradables.
Cabe aclarar que en las ocasiones en que el hombre deba sentarse también tiene que seguir el mismo proceso que la mujer y dejarla arriba. De esta manera el círculo se cierra perfectamente y sin vicios.
Chicas, deben entender que por más que a veces lo piensen, porque muchas veces les damos motivos, somos primates pero no somos simios, las manos no nos llegan hasta las rodillas!! Cada vez que hay que levantar la tabla nos tenemos que agachar, levemente pero lo tenemos que hacer!! Uds. Pueden decir ¿y que te cuesta?
Y ahí es donde, amigos míos, a partir de este momento ustedes pueden responder con todo el respaldo y la fuerza argumentativa aquí expuesta: Me cuesta mucho más que a vos.
Es necesario comprender que en este tipo de cuestiones no se puede exigir caballerosidad, ya que el sólo hecho de ser exigida la hace perder validez. La caballerosidad, más allá que siempre tenga intenciones ocultas, se debe manifestar espontánea y no se la puede aplicar de manera sistemática a acciones cotidianas.
Si así y todo alguna mujer, luego de conocer esta más que razonable solución al problema, con actitud algo necia, insiste en no querer levantar la tabla, la otra que veo factible, aunque sería a futuro, es recomendarle que eduque a sus hijos desde chiquitos para que levanten la tabla antes de hacer pis diciéndole por ejemplo que si no la levanta va a salir una rata de las profundidades del inodoro y le va a comer el pitulín…a ver si le da resultado
Para el resto de las damas que a partir de hoy mismo van a poner en práctica, contentas, esta aplicación, les digo que las felicito. Ahora pueden despotricar tranquilamente y con justicia porque no cambiamos el rollo de papel cuando se termina o porque dejamos pelos en el lavabo después de afeitarnos, entre miles de cosas más, pero si intentan quejarse por el tema este de la tabla, tengan en cuenta que cada vez que lo hagan verán posado en sus propias cabezas a este torvo, desgarbado, hórrido, flaco y ominoso pájaro de antaño, graznando: “Nunca más.”
Asunto resulto.

Saludos!!
Juan Carlos

Blogalaxia Tags: