sábado, 22 de agosto de 2009

Agua podrida que pide tormenta

...pero tiene que llover, aún sigue sucia la plaza..."


-Ismael Serrano-


Video y comentarios: Facundo Alonso

Cada tanto nuestra mente se maravilla o se sorprende al observar por televisión, o en algún libro o museo, procesos naturales y artificiales de los cuales no tenemos mucha idea. Quizá necesitamos que nos muestren estas cosas para nuestro “niño interior”, para mantener la magia de estos eventos, que a simple vista nos resultan invisibles y desconocidos. Nos abrimos y por un rato focalizamos nuestra atención y nos disponemos a recibir conocimiento. Esto, definitivamente, es positivo sólo en parte, y paso a explicar, según mi parecer, el por qué.
Es positivo porque quiere decir que no somos reacios a entreabrir un poco nuestra cabeza de vez en cuando. Porque significa que por un momento podemos entender algo bajo conceptos perfectamente racionales y claramente limitables a la realidad…
“No somos reacios”, “entreabrir un poco”, “de vez en cuando”, “por un momento”. Estas expresiones son la parte negativa cómo sospecharán. Recibir esta información no es un hobby, no debería ser algo para lo cual debemos predisponernos demasiado, ni algo de lo que debemos preocuparnos sólo en ocasiones. Cuando se habla de ciencia, por favor saquémosle la etiqueta de claustro, de cosas interesantes para entretenerse un rato pero que no nos son útiles. Cuando se habla de ciencia, remitámonos a lo más simple, a lo mas básico y fundacional: su significado en el diccionario. Del latín scientia (conocimiento). Es decir, deberíamos recibir a la ciencia como recibimos el alimento. Mucha gente debería saber bastante de varias cosas. Ese sería un interesante mínimo indispensable para seguir viviendo en este planeta. Para ser una civilización con vistas a futuro a mediano o largo plazo.
¿Cuál es el objetivo de mis palabras además del de decir cosas que ya están expresadas en este sitio de mil diferentes maneras? Quisiera que experimenten. Que se ensucien las manos. Quisiera que dejen la actitud pasiva y vean por ustedes mismos. Que dediquen un rato aunque sea, que sepan que no es ni caro ni difícil ni de “friqui” ser testigos en primera fila de las mismas cosas que ven en TV, libros y museos. Les va a ayudar a ver que acá no se imparten directivas como paquetes de información metidos a la fuerza en sus cerebros. Les va ayudar a ver que necesitan mucho menos de lo que piensan. Y cuando pongan bajo la misma lupa el resto de las cosas que uno ve o escucha por ahí, esas que carecen de sentido, verán que no resisten este mínimo análisis. Sabrán que no tienen la posibilidad de comprobar aquellas cosas como sí lo pueden hacer con estas.
Para dejar atrás las palabras e ir un poco a las demostraciones, los dejo con este frenético clip musical. La mayoría de sus protagonistas son organismos llamados Paramecios y son aproximadamente del tamaño de un milímetro dividido en veinte partes. Todo esto pasa a nuestros pies en una sola gota de agua. Ustedes imaginen el resto. No se necesita demasiado, como antes dije, en este caso usé el microscopio de mi sobrino (de los llamados “didácticos”, muy económicos), una cámara compacta digital de esas que cualquiera tiene, una gota de agua del cordón de la vereda (agua podrida, si), algo de paciencia, por supuesto la locura de Leo Masliah y el poco velado mensaje: algo tiene que cambiar ya en nuestra forma de actuar y pensar.

Saludos!

Facundo




video




*Si te pareció interesante este post, no olvides pasarlo a tus contactos de tweeter y facebook utilizando los botones de arriba*

7 comentarios:

Juan Carlos Alonso dijo...

No porque seas mi hermano ni porque estemos juntos navegando este barco, sino porque es lo que pienso, debo decir que me parece excelente el video!!!
Entrenar paramecios para semejante coreografía no debe ser tarea fácil..jajjaja

saludos

MARISOL dijo...

Interesante entrada incluyendo vídeo también.
"Agua podrida que cubre la vida..." Una frase tan simple pero que dice tanto!!!!
Recibe un cordial saludo desde Berlín.

Anónimo dijo...

Muy bueno chicos!!!... estuvimos mirando el agua de ituzaingó con el microscopio y está muuuyyy limpia!! en cambio en el agua "podrida" de capital podemos observar todo este tipo de "cosas".... evidentemente es mas sano vivir en el GRAN BUENOS AIRES!!!... jejej.. besos VALE

Facundo dijo...

Hermano, gracias! devolviendo la bocha, sabés que soy el primer lector y el primer crítico de lo que venís haciendo acá. Sabés también que entre los dos hicimos estas tomas y que no es sacrificio para nosotros quedarnos hasta las "house" de la mañana despiertos, pero si lidiar con paramecios de caché pretensioso! (casi nos cuestan la vista!!!)

abrazo

Marisol: gracias por los comentarios y por la visita!
Y si, hay políticos y líderes mundiales para los cuales no somos mas que paramecios!

saludos

Y Vale... no te hagas la de la pureza del campo porque te estás olvidando de los lentos palitos nadadores que vimos en esas aguas, por favorrr!

te amo, "bicho"! jeje

Val dijo...

En el campo hay mas pureza que en capital!! eso lo sabemos todos!!! yo tambien TE AMO BICHIN!!

Anónimo dijo...

woooooow que genial el video incluyendo lo escrito!!!!

y ya que estan hablando de agua ¿podrian incluir algo de como cuidar el agua es su blog?

Juan Carlos Alonso dijo...

Gracias Jime!

muy buena idea la tuya!!!... mas adelante vamos a hablar de ello

Un beso!