lunes, 23 de agosto de 2010

La Foto de la Semana - Facundo Alonso -

El vaso todo vacío

“Salvar el planeta” es una frase que escuchamos muy seguido y, ya dijimos alguna vez en este espacio, que eso no es del todo posible, mas bien es todo lo contrario. Esto se debe a que, para que la premisa sea válida, deberíamos ser capaces de defender el planeta del golpe de un cuerpo mayor o de la explosión de alguna estrella cercana, por poner sólo un par de ejemplos. Está claro que no lo somos. Sabemos que mucha gente entiende que tal frase en realidad significa “Salvemos al ser humano y a algunas otras especies de una futura, posible y trágica destrucción o extinción”. Pero mucha otra no, piensa que si no lo cuidamos el planeta reventará en mil pedazos literalmente, o se secará para nunca mas albergar ningún tipo de vida. ¿Será parte de aquella, tan mencionada por este blog, “humildad” que nos caracteriza? Alguien me preguntará: ¿Y por que te molestás en aclararlo? ¿Qué importa si alguien piensa eso si es funcional a una causa que al fin y al cabo es buena? Mi respuesta, corta en este caso debido a que se trata de sólo complementar la foto, es: Si importa. Ver sólo una parte de la verdad no nos hará actuar siempre de la mejor manera. Si usáramos nuestros pasos para medir la distancia de una pared a otra de una habitación, nos sería útil. Pero ¿Qué pasaría si utilizáramos el mismo método para calcular un aterrizaje en la luna?
La foto la saqué en Bariloche, joya de nuestra Patagonia, el lago es el Nahuel Huapi y Grisú un local bailable (aclaro para quienes nos visitan de otros países) al que van miles y miles de adolescentes en los viajes de egresados que masivamente se realizan a ese lugar cada año. ¿Todo muy gráfico no? Igual no quiero dar el mensaje "medio lleno", quiero aclarar que, para reclamar a las grandes empresas que dejen de contaminar, deberíamos primero nosotros, eternos alocados adolescentes (sólo figurativamente! je), ocuparnos de no ser tan cínicos.  



*click en la imagen para agrandar

Saludos!


Facundo


---Si te pareció interesante este post, no olvides pasarlo a tus contactos de tweeter y facebook utilizando los botones de arriba---


20 comentarios:

valnouveau dijo...

Aun y con la basura la foto ha quedado con muy buena composición.
Lo que me viene a la mente es que tal vez para mi el problema en este momento no es el planeta, mas bien las lluvias solares y la nueva actividad del sol :S

Saludos!

Facundo dijo...

Muy cierto Vale, ese sería un problema difícil de resolver, salvo que le hagamos caso a Hawkins que hace poco dijo, en pocas palabras, que hay que rajar de acá! jaja
Gracias por tu opinión!

saludos

javier dijo...

Yo digo lo mismo, que somos unos hipócritas hasta para “defender al planeta”…

Si bien el hombre no le “sirve a la naturaleza”, y si desapareciera solo haría falta un poco de vida para regenerarse de nuevo…

La cuestión es que aun “ los que defienden la naturaleza” es por los "beneficios" que esta brinda a la humanidad… como tener los zoológicos llenos de los grandes mamíferos para que los niños del futuro los aprecien , tener un hotel en una bonita vista, y visitar una reserva natural para presumir estuvimos ahí… y llenar la vacía vida de la gente con recuerdos comprados…

Siempre con el fin de administrar la naturaleza…

Si en verdad dejáramos esa hipocresía, se plantearía dejar zonas continentales como vírgenes con una 0 intervención del hombre…

María José dijo...

Creo que el organismo vivo que conforma la Tierra está más cualificado para salvarse a sí mismo, unos ejemplos: el agujero en la capa de ozono o La extinción masiva del Cretácico-Terciario, (cuya hipótesis ronda en torno al impacto de un meteoro). Quizás la explicación provenga de algunas que otras que cita Lovelock en su libro y solo seamos como dice el biólogo E.O. Wilson, carnívoros tribales. Y cito textualmente “Estamos programados por nuestra herencia para considerar las demás cosas vivas básicamente como comida, y para que nuestra tribu nacional sea para nosotros más importante que cualquier otra cosa… Todavía nos resulta ajeno el concepto de que nosotros y el resto de la vida, desde las bacterias a las ballenas, formamos parte de una entidad mucho mayor y más diversa: la Tierra viva.

Verónica dijo...

Magnífica exposición para Mí Facundo...me gustó mucho la interpretación del tema, es una visión amplificada de todas las circunstancias en cualquier rubro que aquejan al individuo para denotar o justificar su ignorancia y pedantería de su inconciencia. Excelente tu punto de vista para Mí.
Un abrazo.

Cristina dijo...

Deberiamos cambiar esa maldita frase de "salvemos al planeta" por "salvemos al ser humano". Posiblemente la gente se daría cuenta de lo que realmente está pasando. Este planeta ha vivido y vivirá miles de extinciones y cataclismos y sigue y seguirá con vida... El verdadero problema es que si continuamos así, acabaremos con nuestra especie.

Facundo dijo...

Gracias a todos por pasarse y comentar!

Javier, gran idea... quedará algo virgen todavía para implementarla?

María José, totalmente de acuerdo en que no entendemos aún eso de "formamos parte de", quizá no en aquello de "entidad". No comulgo mucho con aquello de gaia, la vida es la que habita a la roca "muerta", mas allá del animismo que le demos por el hecho de los mares, las tormentas y las erupciones. Aunque sí estoy de acuerdo con la idea de ponernos en nuestro lugar y a partir de ahí, con nuestra humildad en sus niveles correctos, actuar.

Verónica, gracias, tenía que poner algo mas de lo que decía la foto, no quería caer en el lugar común y espero haber cumplido.

Cristina, tal cual, la mejor prueba es: si el planeta estuviera "vivo", lo primero que haría sería reírse de nosotros! Yo creo que es posible captar la atención y llamar a la responsabilidad de mas gente apelando a este hecho, a saber quién está realmente en peligro.

Saludos a todos y gracias de nuevo!

Heber Rizzo dijo...

A la naturaleza toda le da igual lo que hagamos o dejemos de hacer. Pensar que nosotros podemos dañar o salvar al planeta con nuestras acciones es apenas una lamentable muestra de orgullo desmedido, el hubrys del que hablaban los filósofos griegos.

Pero sí tenemos responsabilidad sobre muchas condiciones futuras para nosotros mismos y nuestros descendientes. Un ambiente más limpio y más sano, una humanidad más responsable, un esfuerzo por lograr que el derecho individual y el bienestar general sean más universales, es una posibilidad que está en nuestras manos.

Pero antes deberemos reconocer que ante las fuerzas de la naturaleza no somos casi nada, y que está en nosotros no permitir que nos engañen individuos y grupos interesados, haciéndonos creer en una utopía tan inalcanzable como irreal mientras en el mundo real, en el de todos los días, destruimos una civilización que nos ha permitido alcanzar los mejores niveles de bienestar en toda la historia de la humanidad.

Al fin y al cabo, como dijera aquel famoso título de ciencia-ficción, "La Tierra permanece".

Facundo dijo...

Excelente tu comentario, Heber, no podría haberlo dicho mejor!
De paso me encuentro que tu blog es por demás interesantísimo. Seguiré el rastro

gracias por pasarte

saludos

María José dijo...

Sigo pensando que el planeta está vivo, la definición de vida es algo mucho más amplio y en cuanto al medio físico "Hasta hace muy poco, aceptábamos que la evolución se producía según las pautas expuestas por Darwin, y que la evolución del mundo material compuesto por rocas, aire y océanos evolucionaba según decían los libros de geología. Pero la teoría de Gaia ve estas dos evoluciones anteriormente separadas como parte de una única historia en la Tierra, en la que la vida y su medio físico evolucionan como una sola entidad."

Heber Rizzo dijo...

María José:

La teoría de Darwin es ciencia; la hipótesis Gaia es metafísica religiosa. La primera se basa en hechos físicos constatables; la segunda es únicamente una cuestión de fe.

No es posible mezclar ambas cosas. En ciencia, se puede razonar entre interlocutores. En religión, ninguna discusión puede ser racional, ya que al menos uno de los interlocutores se considera dueño de la verdad absoluta y desdeña la opinión de su contraparte.

Facundo dijo...

Claro, María José, una cosa es una hipótesis y otra una teoría. De hecho mucha gente menosprecia la evolución porque los que "creen" en ella la siguen llamando teoría, pero como dice Dawkins en su último libro "Evolución: el mayor espectáculo sobre la Tierra", hay que buscar en el diccionario el significado de "teoría" al que se refiere, porque no hay sólo una. La evolución es un hecho y desde su descubrimiento y masificación muchas hipótesis han ido surgiendo para bien y, los que la interpretaron como quisieron, para mal. La selección natural no participó en los cataclimos anteriores a la formación de la vida ni participa en la evolución geológica. En las erupciones, tormentas, terremotos no existen los tres ítems necesarios: replicación, variación ni herencia. Fijate que hasta una promotora de la hipótesis Gaia, como lo es Lynn Margulis, quizá gracias al buen recuerdo de su ex marido, se defendió de quienes tildaban dicha hipótesis como metafísica por considerar a la Tierra como un organismo vivo, diciendo: "Se ha llamado Gaia a la diosa de la Tierra o a la Tierra considerada como un organismo. Estas frases pueden conducir a conclusiones equivocadas [...] Rechazamos la analogía de que Gaia es un organismo individual, principalmente porque no hay ningún organismo que se nutra de sus propios residuos ni que recicle por sí mismo su propio alimento. Es mucho más apropiado decir que Gaia es un sistema interactivo cuyos componentes son seres vivos". Mas allá de no estar de acuerdo, mirá como aplicando un poco de verdadera ciencia, el asunto cambia algo de color. De otro modo, sería ser uno mas gaísta que Lovelock.

Saludos

María José dijo...

Heber:
Siento contradecirte pero la hipótesis Gaia o Teoria Gaia es más ciencia que la ciencia en sí misma. Te invito a que te pases por la Universidad y retomes lo nuevo en teorías así como lo que es Ciencia.
La Conferencia de la Unión Geofísica Americana (AGU), de marzo de 1988. Patrocinada por la NASA, la Fundación Nacional de la Ciencia (NSF), la Mitre Corporation of McLean de Virginia y la propia AGU, la conferencia reunió a 150 científicos de casi todo el planeta.
«Fue un evento que hizo época -una verdadera Naciones Unidas de científicos de todo el planeta debatiendo una sola idea: la Hipótesis Gaia», escribió J.E. Ferrell, del San Francisco Examiner.
A tal punto llegó el interés, que se encontraron presentes reporteros de Science, Nature, New Scientist, del Smithsonian y el National Geographic.
De hecho, los resultados fueron publicados en todo el mundo, incluido Chile, en el diario «El Mercurio».
En la conferencia, Lynn Margulis entregó un resumen actualizado de la Hipótesis Gaia, que hasta ahora se presenta como su formulación más precisa.
Gracias a su confrontación con el mundo académico, la hipótesis Gaia se transformó definitivamente en Teoría, es decir, en una explicación plausible acerca del cómo se puede interpretar en mejor forma el fenómeno de la vida en la tierra.

Heber Rizzo dijo...

María José:

Evidentemente, no conoces la diferencia entre una teoría científica y una hipótesis cualquiera, por más "plausible" que te parezca.

De hecho, esa plausibilidad depende del creyente, y no de los hechos, del análisis de los mismos, las deducciones que esos análisis generan y las explicaciones que aclaran todas las explicaciones de las teorías anteriores y que a la vez predicen y explican nuevos hechos que deberán producirse y comprobarse en el futuro; y si esos hechos y esas proyecciones futuras no se cumplen, entonces la teoría sérá errónea e inútil.

Ese proceso de comprobación independiente de predicciones se llama falsabilidad, y es lo que diferencia, principalmente, a una teoría científica de una hipótesis antojadiza, por más "plausible" que resulte a sus creyentes.

Si eres cristiana, musulmana o animista (que este último concepto es el que abarca a la hipótesis Gaia), tus creencias como tales no pueden y no deben ser confundidas con la ciencia.

Y es que la ciencia, en definitiva, pregunta el cómo, y la religión pregunta el porqué.

Por lo tanto, el proselitismo es innecesario e inútil en este caso.
Si tienes fórmulas, gráficas, números y hechos establecidos y comprobables, podremos discutirlo como ciencia.

En caso contrario, y si así lo deseas (y si yo me encuentro de humor), en algún otro entorno podremos intercambier ideas y opiniones sobre filosofía y religión.

María José dijo...

Heber, No me impresionas para nada con tus palabras académicas rebuscadas, pero totalmente faltas de sentido común. Sé muy bien lo que es una Teoría, Gaia se aprende en la Universidad hoy día, y hay muchos biólogos en la actualidad que se basan en esta teoría científica y no en la de Darwin. Por mi encantada de debatir en el momento que precises, pero sobre Ciencia no sobre fe ni religión, ya que soy atea, gracias.

Heber Rizzo dijo...

María José:

No pretendo discutir contigo, y menos en un blog tan ameno como éste... sin olvidar que, en casos así, una discusión de este estilo resulta siempre inconducente.

Tendrás, si así lo quieres, la última palabra en este intercambio, porque en definitiva eso no afecta a la realidad.

Al fin y al cabo, Lysenko también era (según aclamaban él y sus defensores) científico y ateo.

Facundo dijo...

Heber, gracias por lo de ameno! je, de todos modos nos gusta ver el encuentro de ideas en este espacio. Entiendo que en este caso puntual la discusión sea inconducente. En general lo que uno ve con mas frecuencia por ahí es la discusión entre fe y ciencia, pero dado que aquí, en apariencia, se lleva a cabo entre dos ateos, me resulta interesante.
En tu caso, María José, me interesaría saber si alguna vez fuiste creyente y si fue asì ¿en que momento dejaste de serlo?. Te lo pregunto porque me resulta interesante, en cierto modo, la hipótesis de Gaia, que, aunque es promocionada por algunos científicos (este hecho no dice demasiado, hubo y hay a lo largo de la historia cada barbaridad que fue avalada por científicos que deberíamos aguzar mucho mas nuestro escepticismo), las pruebas son endebles o inexistentes. Peor todavía si intentamos negar algo como la evolución! (debería adentrarme mas en el tema ya que no creo que la nieguen). Bueno, lo interesante, y por lo que te hacía la pregunta, es por el hecho, no se si leiste sobre el tema alguna vez, de que nuestro cerebro está hecho para "creer" en algo, y en cuanto logramos desprendernos de algo como la religión, algo mas ocupa su lugar. Espero no te tomes a mal la pregunta, es sólo que es interesante para mi saber que pensás de ese tema.

saludos!

María José dijo...

Facundo, yo dejé de creer con el tiempo, mis padres no me dieron una educación muy cristiana. Cuando era niña, me creía lo que me decían en catequesis, y en el colegio, después cuando tuve unos trece años, fue cuando empecé a debatir con mi amiga y compañera de pupitre sobre estas ideas y que me parecían absurdas, a lo que ella me respondía con las típicas y tópicas frases que no son más que las respuestas tipificadas por esta misma religión y que se repiten sin pensar. A lo te refieres en cuanto a que el cerebro está hecho para creer, pues en mi caso prefiero creer en lo que nos muestra la ciencia y la vida, hay muchos ateos en el mundo, y nada tiene que ver con el existencionalismo, que esa es otra historia. Hay personas que no creen en algo sobrenatural o algo más allá de ellos, y son personas normales. ¿No sé si te he respondido a lo que me preguntas de forma correcta?

María José dijo...

Heber, no pretendía discutir, si ha sido esa tu impresión, te pido disculpas porque yo también me altero. ¿Tan amigos? :D

Facundo dijo...

Maria José, gracias, respondiste a mi pregunta. No me refería a que el cerebro tenga como último objetivo creer en algo, sino que es un mecanismo que usó para evolucionar y que ahora, en mi humilde opinión, es obsoleto y reemplazable, pero bueno, tampoco es posible reconectar el cerebro así como así, será cuestión de empezar a usar las "instalaciones en desuso", jeje. Creo que todos elegimos con que cosas ser mas escépticos y con que cosas menos, pero eso será parte de un futuro post.

Saludos!